5 razones por las que el ahorro informal es un riesgo

Actualizado: 22 oct 2020

Tú, ¿ahorras en tandas, bajo el colchón, en un frasco de dinero o en préstamos a familiares y amigos? ¿Conoces los riesgos que conlleva realizar esta práctica? A continuación te presento las cinco razones por las que debes evitar este mecanismo de ahorro o tus finanzas podrían sufrir un fuerte descalabro.



En México, de acuerdo a datos de la CONDUSEF, solo el 40 por ciento de la población tiene el hábito de la prevención y el ahorro; la mayaría de esta porción utiliza mecanismos informales para realizar esta práctica. Además el ahorro lo ven a corto plazo y, normalmente, es utilizado para pagar deudas, educación, satisfacer gustos inmediatos (viajes, compras de electrónicos, etc.) o emergencias familiares.

Los métodos informales más comunes y utilizados por los mexicanos son: tandas, préstamos a familiares y guardaditos en el hogar (bajo el colchón, frascos de dinero, etc.); sin embargo, no se vislumbrar el peligro o afectación que pueden sufrir sus finanzas personales por utilizar estos métodos.


Descubre los cinco riesgos más comunes


1. “Desaparición” del organizador o algún miembro: todos sabemos cómo se manejan las tandas y normalmente quien la organiza es el poseedor del primer número, pero nadie te garantiza que una vez comenzada todos seguirán aportando la cantidad en el tiempo acordado, por ello, tu dinero corre riesgo desde el día 1 porque al ser un acto de buena fe nada te avala se cumplirá.


2. Robo o pérdida: Eres de los que ahorra debajo del colchón, realizas retos como: el frasco del dinero o simplemente consideras que tu capital está mejor protegido en casa que en una institución financiera; ¿ya tomaste en cuenta el factor pérdida o robo?, por increíble que suene es más común de lo que te imaginas, de hecho datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública apuntan que el año pasado se reportaron 21 robos a casa habitación por día y se elevó el 11% de esta práctica a nivel nacional, por ende, tu dinero estará en riesgo latente siempre.


3. Desastres naturales o accidentes: los incendios, inundaciones, sismos o terremotos no se pueden predecir, por ellos, mantener tu dinero en casa no solo está expuesto a un robo sino a alguna catástrofe que no puede ser pronosticada, lo que deriva a un daño notorio en tu patrimonio y finanzas.


4. ¡No tengo para pagar!: utilizar los préstamos como método de ahorro es una pésima práctica pues quien solicita este tipo de ayuda claramente es porque sus finanzas no son sanas, entonces en un futuro no está garantizado pueda solventar la deuda que adquirió contigo. Además de acuerdo con la Convención Americana de Derechos Humanos, la usura es entendida como una explotación del hombre por el hombre por lo cual La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que está prohibido el cobro de intereses excesivos o desproporcionados pactados.


5. Tu dinero no genera ningún rendimiento: el ahorro informal mantiene tu dinero estancado, al permanecer inmóvil no genera ninguna ganancia para ti por ello lo más recomendable siempre serán los mecanismos formales.

Si tú ya tienes el hábito del ahorro estás listo para el siguiente paso: las inversiones, pon tu dinero en acción y goza de los grandes beneficios que traerá a tu capital. Recuerda: la constancia y rendimientos fortalecerá tu patrimonio; además al realizarlo en entidades financieras te garantiza que están reguladas por la CONDUSEF.

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo